¿Cómo debe hablar un cristiano? El poder de las palabras

speak, talk, microphone
Comparte lo que hacemos

Los seres humanos somos los únicos que tenemos el privilegio de hablar en toda la creación. ¿De qué forma debemos hablar los cristianos? Una de las formas que identifican al cristiano es por el lenguaje que utiliza. El siguiente texto es una transcripción del sermón «El Hablar de un Cristiano», del pastor Antonio Gomera. ¿Cómo debe hablar un Cristiano? La respuesta está en las siguientes líneas.

¿Cómo debe hablar un cristiano? Lo que nos dice Santiago

Santiago escribió esta epístola en el año 60. Por la forma como está escrita la carta, podemos inferir que él estaba preocupado por la forma como hablaban los cristianos de su tiempo. En su carta, aconseja a los cristianos a ser tardos para hablar, frenar su lengua y dejar de ofender. En este texto, utilizamos como base bíblica específicamente el capitulo 3, de la epístola de Santiago.

Cabe señalar que Santiago llama a los cristianos a cultivar un lenguaje de amor porque considera que la lengua es un miembro pequeño que, dependiendo cómo se utilice, puede conducirnos al cielo o abrirnos las puertas del infierno. Es así, como el escritor de esta epístola atribuye a la lengua las siguientes cualidades:

  • El hombre puede domar a casi todos las bestias y las máquinas, por grandes que estas sean, pero no así a la pequeña lengua. (V3).
  • Con una sola palabra, pronunciada en menos de un segundo, puede encender un gran bosque. (V5).
  • “Contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación”. (V6).
  • Es un ungüento para el alma cuando con ella bendecimos al Señor y a su creación, pero es un veneno cuando se utiliza para maldecir a los hombre y al resto de la creación. (V9).
Escucha el capítulo 3, de la Epístola de Santiago.

¿Cómo utilizar la lengua de forma positiva?

Muchos la utilizan como un instrumento para murmurar, para jurar y juzgar. El apóstol Santiago está hablando de las cosas negativas para las que se pueden utilizar la lengua, pero yo vengo a hablarles de cómo utilizar la lengua de forma positiva. Entonces, ¿cómo debe hablar un cristiano? Sugiero que utilice la lengua para bendición, haciendo lo siguiente:

  • Siempre debemos decir la verdad.
  • Debemos utilizar la lengua para edificar al creyente.
  • Con la lengua debemos consolar. Debemos llevar una palabra de aliento a aquellos que están afligidos.
  • Enseñar los asuntos de la vida cristiana. La lengua es el mejor instrumento para impartir doctrina cristiana.
  • Estimular a que vuelvan a los caminos de la fe aquellos que están apartados de La Palabra de Dios. También a quienes no tienen fuerza ni Dios.
  • Debemos utilizar nuestra lengua para glorificar a Dios.
  • Utilicemos nuestra lengua para orar. Así esta se convierte en una herramienta que nos conecta con Su presencia.
  • Con la lengua también debemos pacificar. Allí donde hay rencillas, pleitos y contiendas debemos ser instrumentos de paz.
  • Debemos utilizar nuestra lengua para dar dirección a quienes se encuentran extraviados, alejados y perdidos en este mundo vacío.
  • Cantar himnos y coros a Dios es otro uso que podemos dar a nuestra lengua.

¿Cómo debe hablar un cristiano? Las personas que tienen una verdadera intimidad con El Señor se caracterizan por la gracia de sus palabras. Cuando tú le sirves a Dios tus palabras son dulces y de edificación. Además se esfuerza por expresar la sabiduría de Dios.

“Las personas que tienen una verdadera intimidad con El Señor se caracterizan por la gracia de sus palabras”.

Pastor Antonio Gomera

¿Cómo no debe hablar un cristiano? La indiscreción al hablar es una afrenta al carácter del verdadero cristiano. Posiblemente Santiago hable de alguien cuya lengua está siendo utilizada para mal. Su argumento es que aun a este mal hablar se le puede dominar si deja que Cristo entre a su vida para ayudarlo a dominar su lengua. Por ese motivo Santiago menciona el ejemplo de cómo, a través de su lengua, el caballo es dominado. (Santiago 3:3).

Asimismo, Santiago también utiliza las naves como una alegoría, esas grandes embarcaciones que surcan los inmensos mares y son arrastradas por impetuosos vientos. Una nave es guiada por un capitán que utiliza un pequeño timón para guiarla. Paradójicamente, al hombre se le hace muy fácil controlar a las bestias y a las máquinas, más no así a su lengua.

Las consecuencias del mal hablar

El versículo cinco dice literalmente que “…la lengua es un miembro pequeño que se jacta de grandes cosas”. En ese sentido, muchos piensan que, porque están enojados, tienen que ser explosivos, insultantes. Lo hacen entendiendo que cuando se calmen, piden perdón y todo sigue igual. 

Mientras otros entienden que delante de los extraños, de los desconocidos, tienen que mostrar una apariencia de personas ecuánimes y prudentes. Pero delante de sus conocidos, familiares y amigos, pueden expresarse de manera soez, con palabras descompuestas e hirientes.

Pero también tenemos a las personas que entienden que su lengua no debe tener freno frente a sus parejas. Por ese motivo, le dirigen palabras sucias y se olvidan del trato delicado y sutil con las que le enamoraron. Todas estas personas se olvidan de que las palabras hieren más que un puñetazo, las palabras marcan el corazón.

“Paradójicamente, al hombre se le hace muy fácil controlar a las bestias y a las máquinas, más no así a su lengua”

José Gomera

La lengua ha provocado la ruptura de relaciones maritales, amistosas y diplomáticas. Pero a quienes más daño hace la lengua es a quienes hacen un mal uso de ella. El mal hablar hace que las personas se sientan aisladas, ya que muchos temen relacionarse con gente que parece que cada vez que pronuncian una palabra “les sale fuego por la boca”.

De hecho, nuestra lengua es utilizada por el enemigo para desviar a otros del propósito de Dios. Tenemos un ejemplo en Mateo 16:22, cuando Pedro llama aparte al Maestro para intentar convencerlo de que utilice sus poderes celestiales para impedir su sacrificio. En este texto, vemos cómo Satanás utiliza la lengua de uno de los discípulos más cercanos a Jesus, para intentar desviarlo del propósito para el cual fue enviado.

Pero no nos vayamos tan lejos, tenemos otro ejemplo en la siguiente anécdota. Una vez un predicador fue invitado a una iglesia muy humilde. La iglesia no tenía un púlpito en buenas condiciones, así que reparan el que tenían colocando clavos por todos lados, le pusieron un mantel por arriba y allí colocaron al predicador invitado. 

El predicador, en medio de su emoción, golpeó al púlpito con fuerza y se le metió un clavo en la mano. Con la mano ensangrentada, profirió “el diablo”. Ante la mirada atónita de los asistentes, de inmediato dijo “esta vencido”. El predicador corrigió su error de inmediato, no obstante, se dejó tentar por el enemigo para expresar su dolor.

¿Cómo debe hablar un cristiano? El silencio es de oro, las palabras de plata

Entonces, ¿cómo debe hablar un cristiano? Qué sale de tu boca cuando hay un momento difícil, en medio del dolor, durante un susto, o cuando te provocan. ¿Qué sale de tu boca? Contestarte esa pregunta a tí mismo. ¿Se la estás prestando al enemigo para que la use? ¿Estás reflejando la nueva creatura que eres en todo lo que hablas?

“La indiscreción al hablar es una afrenta en el carácter cristiano”

Pastor Antonio Gomera

Recuerda que tu lengua expresa lo que hay en tu interior. Cuando una persona habla, sus palabras reflejan su forma de ser, su comportamiento, sus emociones y el control o descontrol que tiene sobre ellas. Incluso, cuando un verdadero cristiano habla, hasta un inconverso se da cuenta de que el Espíritu Santo habita en esa persona.

¿Cómo debe hablar un cristiano? Usted y yo, mi amado lector, tenemos que frenar nuestra lengua. Evitar expresar todo lo que pensamos y pedirle al Espíritu Santo que nos ayude a controlar nuestros pensamientos. Si las tinieblas mandan en tu vida, el rey de las tinieblas gobernará tu lengua.

Recuerda lo que dijo el escritor Muhsin Al-Ramli: “si el silencio es de oro, las palabras son de plata”. Si tus palabras no valen más que tu silencio, mejor quédate callado y no pronuncies palabra alguna. Pero si tienes que hablar, hazlo como si lo hiciera un siervo de Dios. Refleja en tu hablar que tu boca no contamina tu cuerpo, el templo del Espíritu Santo.

A continuación, puedes escuchar esta interesante ponencia del pastor Antonio Gomera sobre el tema.

En PALFCRIS, nos encanta que nos visites y te nutras de los contenidos que publicamos. Anímate a comentar y compartir los artículos, vídeos, audios y los libros del sitio web. Así, nos ayuda a difundir la Palabra de Dios y, en consecuencia, cumplir con La Gran Comisión que nos dejó nuestro señor Jesucristo.


Comparte lo que hacemos

1 comentario en “¿Cómo debe hablar un cristiano? El poder de las palabras”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Explora en esté Artículo

Ir arriba