Generic selectors
Búsqueda exacta
Buscar títulos
Buscar todo
Buscar en Revista
Buscar en páginas
Escuchar Biblia
Libro en PDF
Filtrar por categorías
Cápsulas de salud
Conferencias
Devocional
Educación cristiana
Estudios bíblicos
Literatura Cristiana
Motivación espiritual
Noticias
Oraciones y devocionales
PALFCRIS en acción
Testimonios y reflexiones

¿Cómo prepararme para predicar?

Cómo prepararme para predicar
En este artículo te explicamos cómo préparte para predicar. ¡Buena lectura!
big, fat, male

¿Cómo prepararme para predicar?

"Vayan por todo el mundo y anuncien las buenas nuevas a toda creatura"
Marcos 16:15

Cristo nos encomienda a predicar el evangelio a tiempo y fuera de tiempo, pero muchas veces nuestro mensaje no surte los efectos para el cual lo creamos. ¿Cómo prepararme para predicar? Es una pregunta que se hacen los noveles predicadores.

Si llegaste hasta aquí, estoy segura que al menos sientes curiosidad sobre el tema. Por esta razón, voy a compartir un interesante estudio de mi amigo Jorge L. Trujillo.

Se trata de un artículo que no tiene desperdicios; y estoy segura de que responderá todas tus preguntas. si aún te cuestionas: cómo preparme para predicar para predicar, continúa leyendo.

¿Cómo prepararme para predicar?: Es una pregunta que todos nos hemos hecho

Creo que haces muy bien en orar y ayunar para que Dios te guíe en la predicación.  Es normal que no sepas que vas a predicar; nos pasa a todos. 

No importa cuánto hayas leído la Biblia y cuantos temas y relatos conozcas, a la hora de predicar, parece que no hay nada que nos venga a la mente.  

Creo que eso ocurre para que le pidamos a Dios en oración sobre cuál es la necesidad que él conoce y que necesita ser predicada.  La palabra de Dios por medio de la predicación es útil para edificación por medio de la ‘instrucción, exhortación, consolación, y amonestación, etc.  

Entonces, ¿cómo prepararme para predicar? Normalmente Dios te hará llegar algún tema a tu mente y por lo general un ‘texto bíblico’ correspondiente. El tema puede llegarte ya sea por medio de la lectura de la Biblia o de algún otro tema que venga a tu mente, alguna cosa que oigas y que se quede impregnada en tu corazón o algún mensaje o predicación de alguien que has oído y quieres profundizar más.  

 

Es bueno pedir a Dios que nos de el tema (y la base bíblica) de lo que vamos a hablar.  Una vez tienes el tema o un texto de la Escritura, debes prepararte apropiadamente. Hay mensajes de distintas clases.

¿Cómo prepararme para predicar? Somos evangelizadores

Este tipo de mensajes por lo general tiene la intención de conseguir que las personas reciban la fe Cristiana.  El propósito principal es exponer la necesidad de salvación que tiene cada hombre.  

Para eso se debe exponer la necesidad de arrepentimiento.  Se debe dejar claro que la principal necesidad del hombre es el perdón de sus pecados.  Se debe afirmar que cada ser humano es pecador. Este tipo de mensaje puede ser ofensivo por lo que es bueno no decir «Ustedes son pecadores», sino «somos pecadores», no decimos «usted necesita a Cristo», sino «necesitamos a Cristo». 

 Además, las consecuencias de ‘rechazar’ el mensaje debe ser claras.  Se enfatiza que aunque “todos somos criaturas de Dios no todos somos hijos”, solo los que reciben a Cristo son hijos de Dios.  

Se puede hablar del infierno y del lago de fuego.  Se puede hablar de la vida eterna, etc. Siempre hemos de decir «la Biblia dice…»  o «la palabra de Dios, que es la Biblia dice…»,etc.  No es necesario dar siempre la cita ya que los pecadores no saben de citas bíblicas, pero sí tienen cierto respeto por lo que dice la Biblia.

 El mensaje evangelístico puede tomar un relato o parábola bíblica.  Por ej. El hombre que tenía muchos bienes y construir graneros más grandes sin contar lo que sería del mañana.  La historia (parábola) del rico y lázaro, el hijo prodigo, etc. son historias que van bien con este tema.

 Si de verdad te preguntas: ¿cómo prepararme para predicar? debes saber dos cosas.  Primero, como en todos los mensajes, los oyentes deben ser llevados a la cruz de Cristo (ese es el corazón del evangelismo)- un mensaje de evangelismo sin pecados, sin arrepentimiento, sin fe y sin cruz y sin la sangre de Cristo no es un mensaje Cristiano. 

Ellos deben reconocer sus pecados y ver que la única esperanza es Jesús.  Ellos deben entender que «SOLAMENTE en Cristo hay esperanza», que no hay otro camino, que no hay nadie que les pueda salvar.

 Algunas personas utilizan «mensajes de sanidad» para atraer las personas al Cristianismo. Aunque esto es una método que a veces da resultado hay que saberlo hacer. No siempre todos los enfermos (ni todas las enfermedades) son sanados y algunos pueden llegar a pensar que si no hay sanidad del cuerpo, lo que se predica de Cristo y la salvación tampoco es cierto.  Tiene que haber balance, hay que tener en mente que lo primordial es el alma de la persona (lo espiritual) pero tampoco podemos descuidar lo físico (la salud  y la necesidad física).

¿Cómo prepararme para predicar? Conoce los tipos de sermones

Los principales tipos de sermones son los siguientes:

Sermones Temáticos

Un mensaje puede ser ‘temático’ que utiliza varios versos para enseñar una verdad bíblica.  Qué dice Dios sobre la santidad, la fe, el arrepentimiento, el dinero (finanzas), gobierno eclesiástico, la falsa doctrina, los buenos obreros, los valientes, los cobardes, las buenas esposas, los buenos esposos, etc.?  

No hagas lo que hice una vez, cuando era todavía muy joven predique un sermón sobre ‘la hipocresía’, ese era el tema.  Cuando terminé de predicar, un hermano con experiencia, que había sido maestro, pastor, director de instituto a nivel nacional, que estaba escuchando el mensaje me llamó en privado y me dijo que el mensaje estuvo bueno pero que de la manera que lo hice no estaba muy correcto. Era muy directo y el tema muy pesado y duro de tragar.   

Me aconsejó que ese tipo mensaje puede incluir varios temas a la vez, me dijo “debes adornarlo para que no parezca tan pesado”. Por ej. si el tema que quieres tocar es “la hipocresía”, puedes ponerlo bajo otro tema principal como las características de un buen cristiano entre esas puedes decir “el buen Cristiano no es hipócrita”, etc.

Continúa leyendo, ya estás a medio camino de obtener una respuesta completa a tu cuestión: ¿cómo préparme para predicar?

Sermones expositivos

El mensaje expositivo expone un verso (o versos) de la Palabra de manera que saca verdades de Él.  Aunque utilices solamente un verso como ‘base’ para la predicación, se debe leer no solamente ese verso bíblico sino lo que está antes y después del mismo.  Si es posible el capitulo en que se encuentra así como el que precede y el que sigue.

Sermones de Época

Estos mensajes pueden ser aquellos que tienen que ver con alguna época específica:  Por ej. Navidad, Día de Acción de Gracias, Día de las Madres o Padres, etc.

Sermones biográficos

 

Pueden relatar la vida de personajes bíblicos y seguir su historia a través de las páginas de la Biblia.

Sermones doctrinales

 

Este tipo de Sermón es una enseñanza normalmente para cristianos ya convertidos. Se tratan temas sobre la salvación, la persona de Cristo, la Trinidad, el Espíritu Santo, El bautismo, la Santa Cena, etc.

¿Cómo aprender a predicar? pasos para preparar el sermón

Presta mucha atención a esta sección del presente artículo. En ella, recibirás ilumación con relación a tu pregunta: ¿cómo preparme para predicar?

Siempre es bueno preparar un bosquejo. Es mejor escribirlo, especialmente si estamos comenzando a predicar.  Algunos predicadores con experiencia predican sin papel, tienen el bosquejo en su mente pero si no saben mantener el tema lo que ocurre es que se desvían de tema porque le viene algo al pensamiento. 

He visto muchos predicadores así. Aunque debemos ser sensibles a la voz de Dios y flexibles la dirección del Espíritu Santo cuando predicamos, también debemos de mantener el pensamiento del mensaje o sermón claro. 

El saltar de un lado para otro tocando temas aquí y allá, puede creer emoción momentánea en los oyentes pero dejarlos sin una base sólida sobre lo que se dijo.

Para preparar un sermón es bueno estudiar el contexto, preparar el bosquejo en tres o cuatro puntos importantes y finalmente tener una aplicación práctica.  Es bueno mirar dos o tres versiones distintas del mismo verso o pasaje para poder entender mejor. Si es posible, recomiendo leer el texto en una traducción literal.  

 

Otra ayuda después de haber preparado el bosquejo es mirar comentarios bíblicos sobre el pasaje en cuestión.  A veces estos comentarios aclaran dudas o confirman cosas que ya hemos visto. Es importante que estemos de acuerdo con el consenso de pensamiento Cristiano y no inventarnos nuestras propias ideas y forzarlas al texto (esto sucede mucho hoy dia) — hay predicadores que se inventan cosas que no van con el texto.

Alegorización

¿Cómo prepararme para predicar? La Biblia contiene gran cantidad de pasajes alegóricos y típicos.  Aunque algunos los rechazan creo que es bueno aprender a reconocer mensajes ‘espirituales’ y ‘alegóricos’ en la Biblia. Muchos predicadores no tienen la capacidad para hacer esto y rechazan del todo cualquier interpretación alegórica o espiritual. 

Sin embargo, este método puede ser muy mal usado.  El exceso de alegorización quita el verdadero significado al pasaje y desvía al oyente de la verdad bíblica.  Aunque muchas cosas suenan bonitas y lógicas a veces no tienen nada que ver con el verdadero significado ni la verdadera intención del escritor ni del autor (que es Dios mismo).  No podemos ‘forzar’ nuestras propias ideas a la Biblia y alegorizar las cosas para que se acomoden a lo que queremos decir.  

La Biblia tiende a ser un libro que se auto-define y las alegorías (espiritualizaciones) a veces son más claras y directas que otras. Por ejemplo, la parábola del sembrador fue espiritualizada por Cristo, la semilla es la palabra, los distintos terrenos son tipos de personas, las aves son el diablo, etc. 

En otras palabras, la mejor respuesta a cómo prepararme para predicar la encontramos al estudiar la biblia.

Esa ‘espiritualización’ está definida directamente en la Biblia y todos la aceptan fácilmente. Sin embargo, hay otros mensajes espirituales en la Biblia que no están tan explícitos pero pueden ser sacados propiamente del texto bíblico. Por ejemplo, Adán pecó y se encontró desnudo. 

El trató de cubrir su desnudez con hojas, pero Dios vino y mató un animal y lo cubrió con pieles.  En este relato podemos apreciar una verdad bíblica que pocos logran ver porque no es explícita en la Biblia.  Adán representa cada hombre pecador que con sus obras trata de cubrir su desnudez espiritual, pero es imposible hacer eso porque el vestido de hojas no dura.  

Dios puede cubrir nuestra desnudez espiritual por medio de Cristo. El animal matado en Génesis probablemente fue un cordero o un macho cabrío, estos son animales que tipifican a Cristo.  Las pieles nos apuntan a la justicia de Cristo. 

 

Solamente dependiendo de que sea Dios quien nos vista de la justicia de Cristo podemos encontrar la verdadera cobertura para nuestros pecados y desnudez.  Esa es una espiritualización lógica, aceptable y consistente con toda la Escritura aunque en verdad no está explícitamente detallada.

Ilustraciones

El uso de anécdotas e ilustraciones bíblicas son buenas.  Sin embargo otras no tomadas de la Biblia también pueden ser buenas para traer a colación verdades importantes que desean ser expuestas.  Las ilustraciones normalmente son recordadas por las personas y si se hace énfasis en ‘la moraleja de la historia’ será de buen resultado. 

Algunas anécdotas son jocosas y hacen reír la gente. Este tipo de ilustración es buena y aceptable pero no es recomendable hacerlo en exceso.  Algunos predicadores se exageran en el uso de historias chistosas y pienso que esto roba al carácter serio de la predicación.  

No olvido nunca un dicho de una predicadora que dijo “cuando yo predico no quiero que la gente se ría, sino que llore”.  Es cierto que no hay nada malo en reírse, dicen que es bueno para la salud, pero a veces la mucha risa hace daño. 

Llorar también es saludable, especialmente cuando es por convicción y arrepentimiento obrado por el Espíritu Santo por medio de un buen sermón ungido con el poder de Dios.

Finalmente, todo sermón, no importando el tipo que sea debe resaltar a Dios y la cruz de Cristo.  De alguna manera tenemos que poner a Cristo en el tema. La Biblia tiene como tema principal a CRISTO.  El mismo dijo «las Escrituras dan testimonio de mi».  

Eso significa que en Génesis se habla de Cristo, en Proverbios se habla de Cristo, en Revelación se habla de Cristo… ¡Toda la Biblia habla y exalta a Cristo!  Ese debe ser el motivo principal de nuestra predicación. Cristo nos encomienda a predicar el evangelio a tiempo y fuera de tiempo, pero muchas veces nuestro mensaje no surte los efectos para el cual lo creamos.

Entonces, si todavía te preguntas cómo prepararme para predicar, entonces comienza a hablar de Cristo. Así lo han hecho los grandes predicadores, y no dejarán de hacerlo los del futuro.

¿Cómo prepararme para predicar? Es una pregunta que se hacen los noveles predicadores.

 

¿Ahora qué?

Ahora puedes escuchar la biblia donde quiera que te encuentres

La Biblia Hablada es narrada por voces humanas, no por robots. Disfruta de una narración sin interrupciones y con la mejor calidad auditiva. Con este recurso no solo escucharás las Escrituras, además vivirás la experiencia de una voz humana y cálida describiendo textualmente las verdades de Dios.

Explora más contenido

Una respuesta

  1. BENDIGO A ESTE MINISTRIO PALFCRIS, POR PONER EN MANOS DE LOS DEMAS MINISTERIOS ,IGLESIAS E INDIVIDUOS ESTAS HERRAMIENTAS DE FE, DE CRECIMIENTO Y DE BENDICION,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *