Generic selectors
Búsqueda exacta
Buscar títulos
Buscar todo
Buscar en Revista
Buscar en páginas
Escuchar Biblia
Libro en PDF
Filtrar por categorías
Cápsulas de salud
Conferencias
Devocional
Educación cristiana
Estudios bíblicos
Literatura Cristiana
Motivación espiritual
Noticias
Oraciones y devocionales
PALFCRIS en acción
Testimonios y reflexiones

La Salvación ¿Cómo podemos obtenerla?

Cómo reclamar la salvación
¿Cómo puedes ser salvo? ¿Todos podemos ser salvos? ¿Hay acepción de personas? Desbloquea estas preguntas en este texto.

La salvación, una frase que es utilizada en la biblia, algunas veces, para transmitir la idea de librar a alguien de un peligro que se avecina (Éxodo 14:13, Salmos 18:35, Hechos 27:20, etc.). 

Sin embargo en otras ocasiones se refiere a ella como la liberación de los pecados. Por ejemplo, en Mateo 1:21. Es decir, la salvación es la exoneración del pecado y el rescate de una muerte eterna. 

Ser salvo es la meta de la fe de todo cristiano. Cuando una persona decide arrepentirse de sus pecados y camina bajo el mandato de Dios, comienza a ganar terreno en el reino de Dios. Todo aquel que persevere hasta el final en el camino de Dios, alcanzará la salvación, según Mateo 24:13.

Todos queremos obtener la salvación. Pero, ¿Estamos dispuestos a conquistarla? ¿Estamos trabajando para alcanzarla? La salvación es un regalo de Dios. El cual le da a todo aquel que decide creer en él y obedecer.

El plan de Dios para salvarte

Romanos 5:8 Completo y con Explicación - Tu Biblia Online

Según la biblia, la paga de todo pecado es la muerte. Todo ser humano es pecador. Nacemos siendo pecadores. De ahí que, todos merecemos la muerte. Dios nos ama de una manera espectacular y única.

Por esta razón, ha creado un plan de salvación para todos. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. San Juan 3:16.

El plan de Dios es que toda persona sea salva. Por esto, mandó a su hijo Jesús a morir en la cruz por nosotros. El cual, derramó así, su sangre para redimir nuestros pecados, según Efesios 1:7. 

Por nosotros Dios lo hizo pecado, para que fuésemos hechos justicia de Dios en él.  Jesús tuvo que derramar su sangre y morir por nosotros. “Porque la vida de la carne en la sangre está”. Levítico 17:11.

Dios envió a Jesús específicamente, para salvar a la humanidad. Jesús es el plan perfecto, que Dios preparó para salvarnos. Porque no envió Dios a su hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. San Juan 3:17.  

¿Cómo reclamar la salvación? ¿Qué debo hacer para ser salvo?  

No eres el único que ha hecho esta pregunta. En la biblia hay un personaje (carcelero de Filipos) el cual, le hizo esta pregunta a Pablo y Silas. Respondiendo, 

“Ellos le dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa”. Hechos 16:30-31. Simplemente cree que él  pagó por tus pecados, murió en tu lugar, fue sepultado, y resucitó. 

Esta resurrección le asegura al creyente que tiene vida eterna, cuando recibe a Jesús como su único y suficiente salvador. Romano 9:10 nos dice: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Simplemente tienes que creer que el pago por tus pecados. Muriendo en tu lugar y que resucitó para darte vida, vida en abundancia. Luego, invoca su nombre. 

“Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo”. Romano 10:13. Aquí Dios afirma que absolutamente todos seremos salvos. Siempre y cuando invoquemos su nombre.

Jesús es el único medio y método para alcanzar la salvación. Solo a través de Jesucristo podemos ser salvos. “Por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos”. 

Hebreos 7:25. Otros pasajes nos ilustran lo mismo. Por ejemplo: Hechos 14:12, 1 Timoteo 2:5, San Juan 14:5, hebreo 5:9, entre otros. Jesús es el único camino a la salvación.

¿Es posible perder la salvación? 

QUÉ PIENSAS TÚ; SERÁ POSIBLE PERDER LA SALVACIÓN? | Unidos Contra la  Apostasía

Sí. La salvación puede perderse si la descuidamos. Es por esto que la biblia nos exhorta, a los que hemos recibido la salvación, que demostremos frecuentemente nuestra fe (Judas 3). 

También nos aconseja que cuidemos nuestra salvación con temor y temblor (filipenses 2:12). Ahora bien, nos advierten que habrá consecuencias, si no cuidamos con diligencia una salvación tan grande (Hebreos 3:2).

¿Se salvará todo el mundo?

No. Lamentablemente muchos se perderán, por culpa de sus iniquidades. “Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvaran? Y él le dijo: “Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán”. Lucas 13:23-24. Todo aquel que no crea en el Hijo, no verá la vida, según Juan 3:36. 

En conclusión, para obtener la salvación debemos confesar con nuestra boca que Jesús es el Señor y creer en nuestro corazón que Dios le levantó de los muertos. Tenemos que arrepentirnos de nuestros pecados, aceptar a Jesús como nuestro salvador, y ser bautizado en agua. 

Mientras que para mantener la salvación hay que guardarse en santidad, con una fe ferviente y un corazón agradecido. Sin olvidar que se deben obedecer los estatutos de Dios.

Si eres una persona que todavía no has reconocido tus pecados y aún no has confesado al señor. Entonces, te invito a confesarle y  aceptarlo como tu salvador, obteniendo así la salvación. 

Mientras que, si ya eres un creyente, te invito a que no descuides una salvación tan grande. La cual, nos han regalado aun sin merecerla. ¡Dios te bendiga!

Explora más contenido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *