Qué significa la salvación y cómo obtenerla

Qué significa la salvación: cómo podemos obtenerla y aferrarnos al plan de Dios

Cuando Adán y Eva pecaron, separaron al hombre de la presencia de Dios. El castigo de su desobediencia era la muerte inmediata. Pero, en lugar de aplicar una sentencia severa, Jehová, Dios justo y misericordioso, elaboró un plan de salvación al que toda la humanidad tiene acceso. Pero, ¿qué significa la salvación y qué debemos hacer para obtenerla?

Qué significa la salvación y cómo obtenerla

Aunque el plan elaborado por el Creador impidió la muerte inmediata del primer hombre y la primera mujer -y con ellos, la raza humana-, su pecado trajo la muerte, ingrediente que, al momento de la creación, no estaba incluido en el ciclo de la vida.

En las siguientes líneas, veamos lo qué significa la salvación, en qué consiste el plan y qué debe hacer cada persona para su liberación espiritual y de culpabilidad ante el Padre.

¿Qué significa la salvación?

Como explicamos anteriormente, la salvación es liberación. La palabra salvación, en su sentido general, significa la acción y efecto de salvar. Es liberarse de un yugo o culpa que persigue o ata al individuo a una condena legal o moral. Existen sinónimos legales de este término que son muy apropiados para el tema que queremos enfocar. Estos son: absuelto e indulto.

Etimologia de la palabra salvación

Biblia.work reseña que «En el griego clásico, sōdsō significa hacer sano, sanar, salvar, preservar, y, en cuanto a personas, salvar de la muerte o mantener con vida en contraste a apollumi (= perecer) o apozneskō (= morir). Estos actos salvíficos a veces eran realizados por dioses, y el participio se usó algunas veces como sustantivo como nombre de los dioses».

La misma fuente dice que de los 478 usos del vocablo sōdsō y de sus equivalentes que encontramos en la Septuaginta, 278 traducen el hebreo yāša y sus términos lingüísticos afines. De modo que «la idea central de yāšaʿ (que en árabe significó «ser capaz») es libertad de aquello que restringe y ata. El hifil significa librar, salvar, liberar, salvar de problemas morales, dar la victoria, mientras que el nifal comunica los mismos significados pero con voz pasiva. Los sustantivos afines cristalizan las ideas del verbo.

¿Qué significa la salvación según la Biblia?

Tanto en el Antiguo, como en el Nuevo Testamento, se habla de Dios el Padre y el Hijo como salvadores. Y cómo agentes de salvación. De modo que la respuesta más simple a qué significa la salvación en la Biblia es la siguiente: es la expresión del milagro de Dios de proveer un plan para liberar al hombre de la culpa del pecado, en consecuencia, de la muerte.

Oración por los hijos, una vía segura de enseñar a nuestros hijos qué significa la salvación

En otras palabras, y como bien explica el sitio web estudiosbiblicos.org, cuando responde a «qué es la salvación, responde que «en su sentido más profundo… es un término cuyo significado está limitado cada vez más a la expresión del milagro divino de la emancipación espiritual del hombre del dominio y culpa del → Pecado y la → Muerte, y al goce de una → Vida eterna de comunión renovada con Dios«.

Pero entender que significa la salvación en la Biblia implica adentrarnos un poco más en las profundidades de las escrituras. En el Antiguo Testamento,

El Mesías recibe salvación del Padre (Salmos 20:1–2),

Pero él a su vez viene a ofrecer salvación no solo a los judíos, sino a toda la humanidad… «hasta lo último de la tierra» (Zacarías 9:9; Isaías 49:6, 8; et al).

En el Nuevo Testamento, Dios el Padre es Salvador en el sentido de que él provee salvación cuando envía a su Hijo, y a través de su Hijo envía al Espíritu Santo (Lucas 1:47, 67; 1 Timoteo 2:13; 4:10).

El Hijo nació para salvar al pueblo de Dios de su pecado y sus enemigos (Mateo. 1:21; Lucas 1:71, 77)

y esta fue la meta de su ministerio (Lucas 19:10; Juan 3:17).

Entonces, en términos simples, ¿qué es la salvación?

La salvación es una frase que es utilizada en la biblia, algunas veces, para transmitir la idea de librar a alguien de un peligro que se avecina (Éxodo 14:13, Salmos 18:35, Hechos 27:20, etc.). 

Sin embargo en otras ocasiones se refiere a ella como la liberación de los pecados. Por ejemplo, en Mateo 1:21. Es decir, la salvación es la exoneración del pecado y el rescate de una muerte eterna. 

Ser salvo es la meta de la fe de todo cristiano. Cuando una persona decide arrepentirse de sus pecados y camina bajo el mandato de Dios, comienza a ganar terreno en el reino de Dios. Todo aquel que persevere hasta el final en el camino de Dios, alcanzará la salvación, según Mateo 24:13.

Todos queremos obtener la salvación. Pero, ¿Estamos dispuestos a conquistarla? ¿Estamos trabajando para alcanzarla? La salvación es un regalo de Dios. El cual le da a todo aquel que decide creer en él y obedecer.

Qué significa la salvación: el plan de Dios para salvar a toda la humanidad

Romanos 5:8 Completo y con Explicación - Tu Biblia Online

Todo plan está compuesto, básicamente, por la respuesta a tres preguntas: ¿qué queremos lograr? ¿Cómo lo vamos a lograr? Y ¿Para qué queremos dicho plan?, o lo que es lo mismo, ¿qué resultados queremos obtener? El famoso trípode del qué, cómo y para qué.

Ante todo, es importante recordar que el ser humano no puede salvarse a sí mismo. Es decir, ninguna persona puede librar a la humanidad de la ira venidera. Eso no está en discusión. Con eso en mente,

Dios se hizo hombre en la persona de Jesucristo (Juan 1:1).

Vivió como un ser humano humilde y no competió pecado (Juan 19:4-12).

Para ofrecerse a sí mismo como sacrificio perfecto por nuestros pecados (Colosenses 1:22).

Ya que Jesús es Dios, con su muerte de cruz, pagó completamente todos los pecados de toda la humanidad (1 Juan 2:2).

Al resucitar, dejó patente el hecho de su sacrificio era suficiente y que la salvación ahora está disponible para todos.

En resumen, el plan de salvación de la humanidad consiste en que Dios Padre se hizo hombre, a través de su Hijo Jesucristo, vivió entre los hombres sin pecado, se sacrificó mediante muerte de cruz para redimirnos, y resucitó al tercer día para vencer la muerte y darnos acceso gratuito a Su Presencia.

¿Qué debo hacer para ser salvo?  

No eres el único que ha hecho esta pregunta. En la biblia hay un personaje (carcelero de Filipos) el cual, le hizo esta pregunta a Pablo y Silas. Respondiendo, 

“Ellos le dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa”. Hechos 16:30-31. Simplemente, cree que él  pagó por tus pecados, murió en tu lugar, fue sepultado, y resucitó. 

Esta resurrección le asegura al creyente que tiene vida eterna, cuando recibe a Jesús como su único y suficiente salvador. Romanos 9:10 nos dice: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Simplemente tienes que creer que el pago por tus pecados. Muriendo en tu lugar y que resucitó para darte vida, vida en abundancia. Luego, invoca su nombre. 

“Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo”. Romanos 10:13. Aquí Dios afirma que absolutamente todos seremos salvos. Siempre y cuando invoquemos su nombre.

Jesús es el único medio y método para alcanzar la salvación. Solo a través de Jesucristo podemos ser salvos. “Por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos”. Hebreos 7:25.

Otros pasajes nos ilustran lo mismo. Por ejemplo: Hechos 14:12, 1 Timoteo 2:5, San Juan 14:5, hebreo 5:9, entre otros. Jesús es el único camino a la salvación.

Qué significa la salvación en la Biblia: ¿la salvación se pierde? 

QUÉ PIENSAS TÚ; SERÁ POSIBLE PERDER LA SALVACIÓN? | Unidos Contra la  Apostasía

¿La salvación se pierde o no se pierde? Existe una corriente con mucho arraigo social que propaga con fuerza una cuestión que da alas a los cristianos tibios: la salvación no se pierde. Sorprende que no se trata solo de los calvinistas y otras corrientes no evangélicas.

Hasta dentro de los hermanos en la fe, encontramos posturas que tergiversan el contenido de la Palabra de Dios para intentar sustentar el argumento de un seguro de vida, todo incluido llamado Salvación.

Volvamos al punto: ¿la salvación se pierde o no se pierde? La Biblia dice que sí: la salvación se pierde. Nótese que en PALFCRIS sostenemos que es la Biblia la que dice que sí, no nosotros. Pero nosotros creemos y promovemos enteramente lo que allí está escrito.

Pero no es un asunto de lotería. Dios no actúa de ese modo. La salvación solo puede perderse si la descuidamos. Es por esto que la biblia nos exhorta, a los que hemos recibido la salvación, que demostremos frecuentemente nuestra fe (Judas 1:3). 

También nos aconseja que cuidemos nuestra salvación con temor y temblor (Filipenses 2:12). Ahora bien, nos advierten que habrá consecuencias, si no cuidamos con diligencia una salvación tan grande (Hebreos 3:2).

Recordemos que cuando recibimos a Cristo como nuestro Señor y Salvador de nuestras vidas, nos sometemos a Su Palabra y nos comprometemos a ser procesados para ser nueva creatura en una especie de pacto que solo nos conviene a nosotros.

¿Se salvará todo el mundo?

No. Lamentablemente, muchos se perderán por culpa de sus iniquidades. “Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvaran? Y él le dijo: “Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán”. Lucas 13:23-24. Todo aquel que no crea en el Hijo, no verá la vida, según Juan 3:36. 

En conclusión, para obtener la salvación debemos confesar con nuestra boca que Jesús es el Señor y creer en nuestro corazón que Dios le levantó de los muertos. Tenemos que arrepentirnos de nuestros pecados, aceptar a Jesús como nuestro salvador, y ser bautizado en agua. 

Mientras que para mantener la salvación hay que guardarse en santidad, con una fe ferviente y un corazón agradecido. Sin olvidar que se deben obedecer los estatutos de Dios. Esta es la esencia de lo que significa la salvación.

Si eres una persona que todavía no has reconocido tus pecados y aún no has confesado al señor. Entonces, te invito a confesarle y aceptarlo como tu salvador, obteniendo así la salvación. 

Dios quiere que todos seamos salvos

Como ya explicamos anteriormente, la Biblia explica que la paga de todo pecado es la muerte. Todo ser humano es pecador. Nacemos siendo pecadores. De ahí que, todos merecemos la muerte. Dios nos ama de una manera espectacular y única.

Por esta razón, ha creado un plan de salvación para todos. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna”. San Juan 3:16.

El plan de Dios es que toda persona sea salva. Por esto, mandó a su hijo Jesús a morir en la cruz por nosotros. El cual, derramó así, su sangre para redimir nuestros pecados, según Efesios 1:7

Por nosotros Dios lo hizo pecado, para que fuésemos hechos justicia de Dios en él.  Jesús tuvo que derramar su sangre y morir por nosotros. “Porque la vida de la carne en la sangre está”. Levítico 17:11.

Dios envió a Jesús específicamente, para salvar a la humanidad. Jesús es el plan perfecto, que Dios preparó para salvarnos. Porque no envió Dios a su hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. San Juan 3:17.  

Mientras que, si ya eres un creyente, te invito a que no descuides una salvación tan grande. La cual, nos han regalado, aun sin merecerla. Ya tienes argumentos suficientes para responder cuándo alguien te pregunte qué significa la salvación.

Todos queremos obtener la salvación. Pero, ¿Estamos dispuestos a conquistarla? ¿Estamos trabajando para alcanzarla? La salvación es un regalo de Dios. El cual le da a todo aquel que decide creer en él y obedecer.

¡Dios te bendiga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio