Generic selectors
Búsqueda exacta
Buscar títulos
Buscar todo
Buscar en Revista
Buscar en páginas
Escuchar Biblia
Libro en PDF
Filtrar por categorías
Cápsulas de salud
Conferencias
Devocional
Educación cristiana
Estudios bíblicos
Literatura Cristiana
Motivación espiritual
Noticias
Oraciones y devocionales
PALFCRIS en acción
Testimonios y reflexiones

¿Cómo lograr nuestros sueños? El ejemplo de José

Cómo lograr nuestros sueños? Sigamos el ejemplo de José
Sabías que solo el 8% de las personas logran sus metas. Aquí te contamos cómo lograr nuestros sueños partiendo de la historia de José, el soñador.

Según una investigación reciente de la Universidad de Scranton, de Estados Unidos, el 92% de las personas no cumple sus metas al finalizar el año. Eso convierte al restante 8% en un grupo elitista de cumplidores de metas. Y Ya sabemos lo grave que es esto. La pregunta es: ¿Cómo lograr nuestros sueños?

Aparentemente esto no es tan fácil. Más aún cuando consideramos que otros estudios arrojan cifras aún más preocupantes. Entre ellos esta el hecho de que el 25% de nosotros no logra mantener una meta más allá de la segunda semana de enero. Mientras que el 40% se rinde luego de seis meses.

Pero será que no sabemos cómo lograr nuestros sueños. En las siguientes líneas veamos esbozar algunos consejos para lograrlo, tomando a José como ejemplo. Pero antes, aclararé las diferencias entre sueños y metas.

¿Empezamos ya?

¿Qué es un sueño? Una visión bíblica

Es una promesa, el Espíritu Santo asignó a los jóvenes visiones y a los ancianos sueños, el sueño es algo abstracto que puede llegar a materializarse. Todo ser humano sueña. Y todos necesitamos aprender cómo lograr nuestros sueños.

En Génesis 37:2-36 Dios le habló en sueños a José, sus hermanos interpretaron que él reinaría sobre ellos. Por esa razón, sus hermanos lo rechazaron y lo vendieron como esclavo.

¿Cómo lograr nuestros sueños? Veamos la diferencia entre sueños y metas

Antes de continuar, quiero aclarar que existe una línea muy delgada que separa a las metas de los sueños. Pero existe. Un sueño es algo que queremos lograr en la vida. Cómo ser un gran doctor, por ejemplo. 

Por supuesto que para lograr un gran sueño, es necesario establecer varias metas. Una persona que sueña con ser un gran doctor necesita trazarse metas como finalizar la secundaria, una licenciatura en medicina y luego una maestría o especialidad en un área médica específica.

Un sueño siempre será a largo plazo. Lograrlo nos puede tomar toda la vida. Las metas, por su parte, obedecen a objetivos que nos trazamos para lograr la satisfacción y alegría que nos da haber cumplido nuestros sueños. ¿Cómo lograr nuestros sueños. Empecemos por ser parte de ese 8% que logra sus metas.

¿Continuamos?

¿Cómo lograr nuestros sueños? Las cuatro características de los soñadores

No importa si fracasas. Nunca dejes de ser un soñador. Y por amor a Cristo, no abandones. Veamos como la Palabra de Dios puede ayudarnos a entender cómo lograr nuestros sueños a través de la historia de José.

1. Tiempos de espera, la clave para entender cómo lograr nuestros sueños

Esperar que nuestros sueños se cumplan toma tiempo. Alguien diría ¿Por qué esperar? Porque a través del proceso de espera podría ocurrir lo siguiente:

  • Crecemos en la fe
  • Confianza
  • Esperanza
  • Humildad

Para referirnos al tiempo se utilizan dos términos, Cronos y Kairós; el Cronos es el tiempo que podemos medir con reloj o calendario; kairos significa tiempo favorable, momento señalado, es el tiempo diseñado por Dios para bendición de los hombres.

¿Cómo se cuándo es el tiempo de Dios? Cuando pedimos al señor, deseamos respuesta inmediata, tratamos de desesperarnos y la ansiedad se apodera. El tiempo de Dios es perfecto; Dios es soberano, Él tiene el control de todo, en nuestro tiempo de espera debe haber fe y confianza.

2. Un soñador triunfa sobre cualquier desafío    C:\Users\manuel bachelot\Desktop\DIARIO DE CAMPO\WhatsApp Image 2021-07-20 at 8.31.33 PM.jpg

Los sueños de Dios jamás se verán frustrados o detenidos. Un pozo o la cárcel no detiene un propósito decretado por el cielo. José sabía que había nacido como un escogido para heredar la bendición divina.

Todo soñador enfrenta retos. El Señor estaba con José, Dios no abandona a sus hijos en medio del sufrimiento. Gracias a Dios que contamos con su historia para entender cómo lograr nuestros sueños.

3. Para un soñador todo obra para bien

Todo lo que Dios prometió a José se cumplió. El Señor le dio promesa de ascender en rango; al interpretar los sueños del Faraón entró a la casa real. De modo que la traición de sus hermanos solo le sirvió para lograr una gran posición.

C:\Users\manuel bachelot\Desktop\DIARIO DE CAMPO\WhatsApp Image 2021-07-20 at 7.28.08 PM.jpeg

Los planes e intenciones malvadas de sus hermanos jamás pudieron frustrar la voluntad perfecta de Dios. Los hermanos de José quisieron derrotar sus sueños, pero más bien ayudaron al cumplimiento.

Entre tantas vicisitudes, ocurrieron algunos sucesos claves necesarios para formar el carácter de José y hacerlo merecedor de la bendición que Dios tenía para él. Entre los pasajes en cuestión, podemos mencionar los siguientes:

  1. Si sus hermanos no lo venden, jamás hubiera sido esclavo de Potifar.
  2. Si la esposa de Potifar no lo acusara, jamás hubiera ido a la cárcel.
  3. La cárcel es el lugar donde el copero del Faraón representa la pieza clave para su reconocimiento.

Estos son solo tres acontecimientos que nos ayudan a entender cómo lograr nuestros sueños.

4. Un soñador alcanza la cima del triunfo  

La espera lo hace humilde, sincero lleno del Espíritu de Dios y sabio. El Faraón reconoció que José era un hombre lleno de Dios, a través de las palabras sabias y consejos que salían de su boca. La prueba fue su entrenamiento para este importante cargo, de ser esclavo pasa a ser el segundo al mando de Egipto.

En el siguiente vídeo, nuestros amigos del canal «Vida con propósito» nos cuentan la historia de José, el soñador.

La historia de José nos enseña que para entender cómo lograr nuestros sueños debemos comprender que en algún momento del camino seremos probados. ¡Y debemos estar preparados para la prueba.

Para servir al Señor necesitamos ser preparados, aprender a servir en cada situación, tanto a Dios como a los hombres. Dios recompensa la fidelidad de sus hijos. De hecho, siempre veremos la mano de Dios obrando. Nunca veas tus sueños frustrados, hay un tiempo para ver tus sueños realizados.

¿Aún te sigues preguntando cómo lograr nuestros sueños? ¿Quieres cumplir tus sueños? No mires tus limitaciones, Dios está contigo, como estuvo con José. Nunca dejes de soñar, entrégale al Señor tu sueño hoy. Jehová va delante de ti, Deuteronomio 31:8 te habla de que Él estará contigo, no te dejará ni te desamparará, no temas ni te intimides.

¡Sueña, pero sueña en grande! Dios te ha dado capacidad de soñar, el tiempo de Dios es perfecto.

Explora más contenido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *