La victima y el cazador, ¿A quién crees que Dios bendeciría?

Comparte lo que hacemos

Aquí tenemos una disyuntiva. El tigre y el jabalí. Uno quiere cazar a su cena, el otro quiere salvar su vida. La perfecta disyuntiva entre la victima y el cazador. Un tigre que se muere de hambre y ve en la victima su único modo de supervivencia. Por otro lado tenemos al jabalí, que no esta dispuesto a servir de cena para su verdugo; quiere salvar su vida a toda costa.

En un momento de desesperación, ambos claman al Señor. Y suponemos que solo uno debe recibir la bendición. Al cual de los dos bendecirá Jehová ¿Al verdugo que va tras su cena o al que no quiere ofrecer su vida como sacrificio para saciar el hambre de su verdugo?

La víctima o el cazador ¿Qué se supone que haría Dios?

Cómo no soy Dios, solo puedo dar una opinión para ver si la pueden entender los que no creen en El Dios Todopoderoso, El Arquitecto, La Mente Maestra, La Mente Creadora de todo lo que aquí existe.

En ese caso, Dios hará conforme a Su Perfecta Voluntad. Porque Dios sabe que es lo que mejor le conviene a cada uno de los que le están pidiendo. Los dos piden de acuerdo a su propio entendimiento y a su propio beneficio para seguir haciendo las cosas aquí en la tierra. 

Los dos cumplen un propósito. Los dos aportan al ecosistema y también enseñan a la raza humana en la forma de convivir con la diferencia de que los animales no tienen conciencia, ya que ellos actúan por instinto. Si Dios quiere, el Jabalí se salvará y El Tigre tendrá que buscar otra presa.

De igual modo, si a Dios le place, El Tigre se comerá al Jabalí. Y si El Tigre se come al Jabalí es posible que en el río este un Caimán orando a Dios y le diga: “Padre Nuestro, que estás en Los Cielos, Santificado sea Tu Nombre. Heme aquí Padre Amado, no hay peces aquí en el agua para comer, y no puedo salir a tierra firme porque El Tigre me puede comer.

Yo en tí confío Padre Amado, sea todo conforme a tu Perfecta Voluntad. Porque todo lo que hay aquí en la tierra es tuyo y Tú lo das a quien mejor te place, sigue siendo tú mi proveedor. En El Nombre del Señor Jesús, amén”.

Incluso el victimario puede ser una víctima

Y resulta que El Tigre, después de haberse comido al Jabalí, le da sed y Dios lo mueve para que vaya a tomar agua al río. Entonces, resulta que ahí está el Caimán esperando la provisión de alimento que le pidió a Dios. ¡Y Dios le mandó una doble ración, ya que El Tigre tiene adentro al Jabalí!

Estos misterios de Dios son difíciles de ser entendidos por aquellas personas que niegan a Dios y creen que son producto de un accidente cósmico. Creen que son descendientes de los monos. 

Y todo aquel que cree que viene de los monos, es evidente que piensa como los monos , y todo aquel que piense como los monos, piensa con instinto animal. Es mejor por lógica creer en La Sabiduría de Dios, que dejarse llevar por la inteligencia de un mono.

Una cosa si te digo: un día te toca ser cazador, otro día víctima. En cualquiera de las circunstancias, recuerda que Dios lo permite con un propósito. ¡Nunca olvides darle la Gloria a Dios! Ya sea bueno o malo lo que pase en tu vida.

Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.

Santiago 4:3

y conoceréis La Verdad, y La Verdad os hará libres.

Juan 8:32

Le dijo Jesús: Yo Soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?

Juan 11:25-26

Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.

Hechos 16:31

En el ejemplo que acabo de compartir, ¿a quién crees que Dios ayudaría primero? Comparte tu opinión con los demás lectores en un comentario.


Comparte lo que hacemos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *