Generic selectors
Búsqueda exacta
Buscar títulos
Buscar todo
Buscar en Revista
Buscar en páginas
Escuchar Biblia
Libro en PDF
Filtrar por categorías
Cápsulas de salud
Conferencias
Devocional
Educación cristiana
Estudios bíblicos
Literatura Cristiana
Motivación espiritual
Noticias
Oraciones y devocionales
PALFCRIS en acción
Testimonios y reflexiones

La Biblia es más que un libro de historias

La Biblia es más que un libro de cuentos
Algunos piensan que la Biblia es un libro de profecías, otros que es un libro de historias y, los mas incrédulos, expresan que es un libro de cuentos. La Biblia es mucho más que eso.

Hace unos días, me propuse investigar cómo la gente de a pie describe la Biblia. Así que caminé por las calles de Cartagena, donde vivo, y estas son las respuestas que conseguí. Advierto que los nombres son ficticios, para proteger la privacidad de mis interlocutores:

  • Miguel: (Un joven estudiante no creyente en Cristo) La Biblia es un libro antiguo que relata la historia del pueblo de Israel que está lleno de cuentos, mucha fantasía y contradicciones. 
  • Andreina: (Ama de casa y universitaria) la Biblia es un libro, una obra literaria que contiene, historia y poesía que ha sido traducida a muchos idiomas. 
  • Laura (Cristiana evangélica) Es el libro sagrado de los cristianos. En él está contenido el mensaje de Dios a sus hijos.

Aunque las dos primeras respuestas a nuestra pregunta me llenaron de estupor, no puedo negar que me facilitan entender lo sesgada que está mucha gente con el fervor ideológico progresista de hoy.

Probablemente tengas tu propio concepto o idea de cómo responder a qué es la Biblia, pero quiero ahondar más en el tema. Aquí encontrarás una respuesta amplia que te ayudará a entender de se qué trata y la importancia de su contenido. 

Te invito a leer de forma imparcial y con una mente abierta para que al final saques tus propias conclusiones. ¿Aceptas el reto?

Origen de la Biblia

Es mucho más fácil entender un concepto si conocemos su origen. ¿Verdad? Así que para entender qué es la Biblia, primero, entendamos cuál es su origen.

La palabra Biblia según el Diccionario de Strong es de origen griego y registra la palabra βιβλίον que se pronuncia biblíon y la define como rollo. Esta es la palabra que se usa en el evangelio de Lucas 4:17 Le dieron el rollo del profeta Isaías…

La palabra biblion se relaciona con la antigua ciudad libanesa de Biblos, ubicada cerca de Beirut, desde donde se exportaban los rollos de papiro usados en la antigüedad para escribir.

Biblos, ciudad en Líbano

Esto nos indica que en la antigüedad no se le conocía con el nombre de Biblia sino como los rollos sagrados. En la época en que el señor Jesucristo vivió como vemos, tenían disponibles los rollos de las Santas Escrituras, lo cual nos ayuda a entender la veracidad del origen de la palabra y su validez.

Aclarado el concepto de la palabra Biblia, procedemos a explorar el concepto de libro de cuentos que muchos tienen respecto al mismo.

¿La Biblia es un libro de cuentos?

¿La Biblia es un libro de cuentos? Bueno..comencemos aclarando el concepto del término cuento. Si eres buen lector sabrás que es una narración breve de carácter real o imaginario que tiene un inicio, nudo y un desenlace. 

Y por lo que conceptúa la Real Academia de la Lengua Española, hay mucha ficción. Ya sabiendo esto, podemos determinar si La Biblia se podría clasificar como tal.

Es cierto que en La Biblia hay muchos relatos. Tomemos como ejemplo el relato de la creación registrada en el libro de Génesis capítulos 1 y 2. Para muchos es un relato ficticio o como dirían puro cuento. Pero analicemos que es una manera breve de explicar la creación. 

En estos capítulos dice que Dios creó todo en seis días. Mientras que los eruditos, geólogos, cosmólogos y biólogos, entre otros afirman que esto duró muchísimos años. ¿Significa esto que este relato en realidad es ficción o un invento? Quizás sí. O tal vez no. Veamos.

La misma Biblia nos dice en la segunda carta de Pedro 3:8 que para Dios un día es como mil años y mil años es como un día. Esto es importante, pues nos ayuda a entender que eso que ahí llaman días no se refiere a días literales de 24 horas. Por lo tanto, el que los eruditos afirman que fueron muchísimos años lo que hace es aclarar.

La ciencia confirma que la Biblia no es un libro de cuentos

Otro ejemplo es la creación del hombre registrado en Génesis 2:7 donde asegura que Dios creó al hombre del polvo del suelo. Esto ha sido debatido por muchos años e incluso se han escrito libros sobre varias teorías de cómo apareció el hombre en la tierra. Es patraña dicen.

La ciencia misma se encarga de corroborar el hecho de que el hombre tiene la misma composición de la tierra. ¿Todavía lo duda? Tome un frasco de multivitamínico y lea la composición de las vitaminas y minerales que necesitamos tomar y encontrará compuestos que están en el suelo. Sí, son los mismos elementos químicos.

Antoine Lavoisier quien es considerado el padre de la química moderna dijo que la materia ni se crea ni se destruye, solo se transforma. Aunque pareciera que esto contradice lo que asegura La Biblia, más bien se encarga de corroborarlo. Antes de existir éramos polvo y después al morir retornamos al polvo. (Génesis 3:19).

De modo que si sales a preguntar qué es la Biblia, como lo hice yo, y alguien te responde la muy extendida barrabasada como esta: “la Biblia es un libro de cuentos, ya te he dado argumentos para debatir.

La Biblia es un libro de historia

Otro aspecto que podemos explorar sobre La Biblia es su valor histórico.  Es, definitivamente, otra forma de explicar que la biblia es mucho más que un libro profético. 

Es cierto que no todo lo que se menciona en La Biblia se ha podido corroborar por la arqueología, sin embargo se han hecho hallazgos que corroboran hechos mencionados en La Biblia. 

Tomemos como ejemplo el edicto mencionado en Lucas 2:1-3 (Traducción del Nuevo Mundo):

 Ahora bien, en aquellos días salió un decreto de César Augusto de que se inscribiera toda la tierra habitada 

 (esta primera inscripción se efectuó cuando Quirinio era el gobernador de Siria); 

 y todos se pusieron a viajar para inscribirse, cada uno a su propia ciudad.” 

La Biblia es un libro de historia muy peculiar

En la Biblioteca Británica se conserva un edicto de un gobernador romano donde se menciona este hecho. Los historiadores judíos Josefo y Tácito mencionan a Quirinio como este gobernante romano. 

Dice así: “Siendo inminente el censo de cada casa, es necesario intimar a todos los que por cualquier causa residan fuera de los [distritos], que vuelvan a sus propios domicilios”.

Aunque la razón de ser de La Biblia no es el de un libro de historia, y no aludiré a la exactitud de las fechas, quiero destacar la existencia de los hechos mencionados en ella, así para resaltar el que no es ficticio lo que en ella se menciona.  Hay quienes se han dedicado a desvirtuar su contenido, así que mi intención es rescatar el lugar que se merece.

Otro ejemplo es la Estela de Mesha que aparece aquí ilustrada y que se conserva en el museo de Louvre en París, es una prueba de la existencia de Israel como nación en la antigüedad, hecho del cual muchos dudan. Este es también un registro no israelita que registra el nombre de Dios en hebreo. Consulte aquí más detalles de su importancia.

La Biblia es un libro de profecías

Si hay algo que nos indique que La Biblia es un libro de inspiración divina son las profecías contenidas en ella. Y es que hay prueba de su cumplimiento.  Eso es lo que se esperaría de un libro que se dice es de inspiración divina. 

La Biblia es un libro de profecías. No hay dudas. No es de extrañar que tenga tantos detractores. Una vez más examinemos el contenido de algunas de las profecías contenidas en ella.

El profeta Miqueas, quien vivió en el siglo VIII A.C. escribió sobre el nacimiento del Mesías. Miqueas 5:2 (LBLA) así lo registra: Pero tú, Belén Efrata, aunque eres pequeña entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que ha de ser gobernante en Israel. Y sus orígenes son desde tiempos antiguos, desde los días de la eternidad.”

El libro de Lucas 2:10,11 registra el hecho de esta manera:

10 Mas el ángel les dijo: No temáis, porque he aquí, os traigo buenas nuevas de gran gozo que serán para todo el pueblo; 

11 porque os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo] el Señor.”

Cualquiera que no crea que La Biblia es un libro de inspiración divina dudaría de esto, ya que he usado la misma Biblia para citar el cumplimiento de dicha profecía. Sin embargo, aún quienes no creen en el Señor Jesucristo han negado su existencia y la ciudad de Belén es un reconocido sitio de visita obligada por turistas.

Otro ejemplo es la predicción de Jesús sobre la destrucción de Jerusalén, Lucas 19:41-44:

41 43 Pues van a venir para ti días malos, en que tus enemigos harán un muro a tu alrededor, y te rodearán y atacarán por todos lados, 

44 y te destruirán por completo. Matarán a tus habitantes, y no dejarán en ti ni una piedra sobre otra…”

Pero aún sus seguidores podrían escapar; Lucas 21:20,21:

20 Cuando vean a Jerusalén rodeada de ejércitos, sepan que pronto será destruida. 

21 Entonces, los que estén en Judea, que huyan a las montañas; los que estén en Jerusalén, que salgan de la ciudad, y los que estén en el campo, que no regresen a ella.”

La profecía de la destrucción de Jerusalén, ¡Cumplida!

El historiador Josefo registró el hecho. Cuenta que en el año 66 D.C. rebeldes judíos atacan a las tropas romanas por tomar el dinero del templo. El gobernador Cestio Galo viene con 30.000 soldados, inexplicablemente se marcha. Esto fue aprovechado por los seguidores de Jesús y se marcharon a las montañas.

En el año 70 D.C. Retornaron el emperador Vespasiano y su hijo el general Tito con 60.000 soldados. En esta oportunidad sitiaron la ciudad la cual cayó luego de cinco meses. Y tal como lo predijo el Señor Jesucristo fueron muchos los muertos y no quedó piedra sobre piedra luego del incendio del templo. Aquí más detalles.

HERODES EX 74

Tras la conquista de Jerusalén y la caída de Masada, en 72-73, el emperador Vespasiano hizo acuñar una serie de monedas para conmemorar esta victoria. Arriba, reverso de sestercio con inscripción que reza: Iudaea Capta, «Judea conquistada». 

Foto: Museo de Israel, Jerusalén.

¿La Biblia se contradice?

Eso es lo que afirman algunos, que hay contradicciones en La Biblia. Y es que cuando leemos ciertos pasajes bíblicos da la impresión que así es. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunos aspectos que nos ayudarán a entender el contenido y aclarar el mensaje.

  1. El contexto
  2. El enfoque del escritor
  3. Los datos históricos y las costumbres
  4. El sentido literal y simbólico de las palabras
  5. Lo que realmente enseña La Biblia

Es fácil emitir un juicio solamente basándose en lo que oímos que otros dicen. Es mucho mejor documentarse para formarnos nuestro propio concepto. Y aún así después de leer analizar la información para evitar caer en el error de repetir como loros la opinión de otros.

La Biblia es el Manual de  Vida del cristiano

Finalmente quiero invitarte a tomar en cuenta todo lo aquí expuesto y que ahora que ya tienes más información sobre La Biblia puedas remitirte a ella con una mente más abierta y estar dispuesto a escuchar lo que ella tiene que decirte.

La Biblia es una obra literaria, es cierto, contiene poemas, historia, profecía y lo más importante de todo es que nos brinda una guía para tomarla en cuenta en nuestra vida. La profecía que contiene nos muestra que es inspirada por Dios.

Ella nos enseña, nos corrige, nos guía, nos instruye en justicia, entre otras cosas. La Biblia es la palabra de Dios. (2 Timoteo 3:16,17) Al igual que cuando compramos un aparato electrodoméstico este trae un manual, La Biblia es el nuestro.

Te invito a dejar tus comentarios para seguir enriqueciendo nuestros escritos y temas. Si tienes alguna pregunta serán bien recibidos tus aportes. Recuerda que el sentido de esta producción escrita eres tú mi amigo lector.

Explora más contenido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *