Oración para conseguir trabajo ¿En realidad funciona?

Índice de contenido

Si vives en algún país de América Latina estoy seguro de que ya te has dado cuenta de lo difícil que es conseguir trabajo. Me refiero a uno fijo. No a un oficio itinerante y que no te brinde la seguridad de ingreso y los beneficios de un empleo a largo plazo. Una oración para conseguir trabajo puede ayudarte a lograr esa anhelada estabilidad.

En la siguiente sección, verás el modelo de oración de la hermana Mary Alcántara. Justo después, te cuento mi experiencia. Luego te invito a hacer esta oración y a experimentar el poder de Dios en tu búsqueda de empleo.

Modelo de oración para conseguir trabajo

El siguiente, solo es un modelo de oración para conseguir trabajo. Es un regalo de la misionera Mary Alcántara para todos nosotros. Léelo varias veces, luego, adapta esta oración a tu situación personal.

Dios eterno, te doy gracias porque eres bueno.

Te pido en el nombre de Jesús  

que me ayudes a conseguir un trabajo, 

abre las puertas para mí.

Te presento estos currículums,

te pido que los unjas 

y permitas que donde quiera que deje uno, 

sea visto y tomado en cuenta, 

Señor, necesito que pongas tu gracia,

que cuando algún jefe los vea 

tu pongas en su corazón llamarme.

Padre tu sabes que necesito trabajo.

Quita todos los obstáculos del camino.

El trabajo dignifica 

y también nos ayuda con el sustento diario, 

Señor tú sabes que quiero.

Jehová estoy haciendo mi parte, 

haz la tuya, confío en ti, 

que me vas a ayudar.

Dame un trabajo cómodo y seguro.

Necesito un empleo en el que me pueda sentir a gusto, 

que sea un trabajo dirigido por ti,

que  yo pueda testificar de ese milagro.

Te pido que me paguen un buen sueldo.

Señor también te pido que mis empleadores hallen gracia en mí,

para que  me consideren para futuros ascensos 

y me den bonificaciones, vacaciones y muchos beneficios.

Dame un trabajo que esté cerca de casa.

Te lo pido cerca de casa para no perder tiempo trasladándome,

así puedo dedicar más tiempo a mi familia y a ti.

Te pido que me ayudes a hacer bien mi trabajo con excelencia.

Te pido que ese trabajo seas tu quien lo elijas para mi.

Señor que mi nuevo empleo sea bueno y que yo disfrute realizándolo.

Mi Señor, tú sabes lo que me conviene, aun más que yo.

Por eso me someto a tu voluntad.

Gracias porque sé que me vas a ayudar.

Sé que con tu ayuda voy  a conseguir el mejor trabajo.

Ese que me conviene, para tener tiempo de seguir congregándome,

y glorificando tu Santo Nombre.

en el nombre de Jesús,

¡Amen!

El problema del empleo de América Latina hace que sea obligatorio orar por un empleo

La oración para conseguir trabajo puede ayudar muchoLa tasa de desempleo de América Latina gira en torno al 11%, pero cuando se trata de jóvenes de entre 15 y 24 años, se dispara al 24%. Lo peor es que del 89% que se contabiliza como empleado, lo hace en oficios, que si bien son trabajos dignos, son inestables.

Conseguir trabajo es un trabajo. Lo digo por experiencia propia. Llevar currículos de aquí para allá. Llenar cientos de aplicaciones en plataformas de empleos. Conversar con amigos y familiares. Es toda una faena muy tediosa que puede durar meses -y hasta años-.

Mi experiencia con una oración para conseguir trabajo

Una oración para conseguir trabajo puede poner a los ángeles del cielo a trabajar por ti. Esa oración es mucho más poderosa de lo que podemos llegar a pensar. A veces pensamos que no debemos molestar a Dios por un asunto que se supone podemos resolver nosotros mismos.

Pero el poder de Dios se manifiesta en todas las etapas de nuestras vidas. Solo tenemos que acudir a él en oración. Puedo contarles que tengo una experiencia de trabajo acumulada de más de 20 años. ¡Casi todos en grandes empresas! Y con un salario superior al promedio, en cada puesto que el Señor me coloca.

Pero no termina ahí. El Señor ha sido tan bueno conmigo, que ha habido ocasiones en las no tarda ni un mes para conseguir un nuevo trabajo. Lo más interesante, es que, en mi caso personal, un nuevo empleo supera al anterior.

El ministro Marcos, de la Iglesia de Dios Centro de Oración, lugar donde nací de nuevo, me dijo una frase que yo hice mía: “donde se cierra una puerta de cartón, se abre otra puerta de cristal”. Hace nueve años que escuché estas palabras, que fueron como una profecía para mi vida laboral, porque se han cumplido al pie de la letra.

Una oración para conseguir trabajo no funciona con una actitud de derrota

¿Has leído Josué 1:9? Fue una de las primeras citas bíblicas que aprendí. Dice, literalmente, “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”.

El dilema del pecado o como este nos aleja de DiosEse texto bíblico cambió toda mi perspectiva. Mi forma de ver la vida y como debo provocar que el favor de Dios sea conmigo. Les cuento que, justo un año después de nacer de nuevo, quedé desempleado, con deudas impagables y con una familia que mantener. ¡La tormenta perfecta!

Estaba lleno de estupor, vacío de fe y con una vida espiritual menguante. Es increíble como las pruebas ponen a prueba nuestra relación con Dios. Mi relación con el Señor se enfrió y comencé a dudar de su favor en mi vida y de mi capacidad como hombre.

Toda la familia debe unirse en oración

Cuando falta el ingreso principal de la casa, toda la familia resulta afectada. Así que todos deben levantarse en pie de guerra para conseguir derrotar al enemigo común más importante que tienen en ese momento: el desempleo.

Aunque, tibiamente, continuaba siendo creyente, me entregué al devenir del tiempo. Busqué soluciones del mundo y deje de clamar al Señor. Las pocas veces que lo hacía, lo hacía de forma mecánica, sin fe. Lo que trajo como consecuencia, que estuviera exactamente un año desempleado. ¡Pero Dios tenía otros planes!

¿Qué es la oración a Dios? Es la mejor conversación familiar

Mi esposa me dio ánimo, me ayudó a levantarme y comenzó a ayudarme a buscar empleo de forma intensiva. Esa acción combinada, más la reactivación de la oración para conseguir trabajo de forma incesante. Sin dejar de mencionar que activamos jornadas de oración de la congregación en torno a nuestro propósito, surtieron efectos casi inmediatos.

En un país como la República Dominicana, donde solo uno de cada tres empleos son de calidad, conseguir un buen trabajo es toda una odisea. Aun cuando tengas la preparación y la experiencia. Pero, cuando active la fe, a través de la oración y la acción, ¡Solo bastaron dos semanas para conseguir mi primer trabajo como supervisor.

Aun cuando no tienes hijos o esposa, debes pedir a tu familia que ore por tí. Tus padres, hermanos, tíos o cualquier otro familiar que sea un hombre o mujer de fe, debe unirse a tu oración para conseguir trabajo.

¿Una oración para conseguir trabajo funciona para todo el mundo?

Por supuesto que sí. “Dios no hace acepción de personas”, es justo lo que dice Gálatas 2:6. Y este es un verso que podemos aplicar, incluso, a una oración para conseguir trabajo. ¡Dios conoce tus necesidades aun antes de que se las pidas!

Pero él no creó al ser humano para que se quede sentado. Lo creo para que trabaje. ¿Sabes cuál fue el primer trabajo? Poner nombre a los animales. Eso lo hizo Adán. Quiero decir que las personas fuimos hechas para estar en movimiento. Para trabajar.

Dios quiere darte un buen empleo, pero no lo hará si no haces lo que yo hice:

  1. una oración para conseguir trabajo, todos los días;
  2. Unir a toda la familia en la oración para conseguir trabajo;
  3. unir a la congregación en oración en torno a tu propósito;
  4. y una búsqueda incesante de empleo.

¿Lo entendiste bien? No se trata de orar y no hacer nada. Dios te dio talentos que tú aún no conoces. Úsalos también para buscar el empleo de tus sueños.

¿Qué pasa si el proceso tarda un poco? No dejes de intentarlo. Dios está creando la posición exacta, en la empresa perfecta y con el ambiente de trabajo correcto para tí.

En el proceso, te puedo asegurar que no te faltará nada y que Él no te dejará en vergüenza. No lo digo yo, lo dice Filipenses 4:9 “Y mi Dios proveerá a todas sus necesidades, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”.

Si te mantienes a su lado, el Señor no te dejará solo. ¡Un año desempleado y a mi familia no le faltó nada! Soy esa experiencia viva de Filipenses 4:9. Pero tú no tienes que durar un año. Lleva esa oración para conseguir trabajo contigo y lleva los tres pasos que te detallé, hasta que Dios complete tu milagro.

Cuando el Señor complete su obra, no olvides de dar gracias y hacer una oración para que te ayude a mantener tu trabajo y a mostrar su gloria a través de ti, en tu nuevo empleo.

¡Shalom!

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *