¿Cómo orar a Dios correctamente? Los consejos del Maestro y las cuatro reglas de Juan Calvino

Índice de contenido

Antes de empezar con nuestro tema sobre cómo orar a Dios, te recomiendo leer un interesante escrito en el que definimos lo que es una oración y explicamos las razones para hacerla. Puedes acceder al artículo haciendo clic aquí. 

Debo decirte que existen algunas reglas sencillas que debes cumplir. Son cosas sumamente fáciles que cualquier mortal puede llevar a cabo. Casi al final de este texto, cito las cuatro reglas para orar de Juan Calvino.

Te adelanto que para orar a Dios tenemos que venir con un corazón contrito y humillado. Para orar a Dios hay que reconocer que él es Dios y merece nuestra reverencia. 

Debemos darle la gloria debida a su nombre, alabarlo por quien el es. Debemos orar con un corazón agradecido por todo lo que él ha hecho por nosotros.

Para orar a Dios debemos estar plenamente confiados en él, orar con esa confianza que él nos brinda, orar a sabiendas que él nos escucha.

Debemos orar a Dios con sinceridad, orar con un corazón arrepentido.

¿Cuál es el momento ideal para orar?

Se debe orar en cualquier momento y lugar, no necesariamente hay que tener los ojos cerrados. Generalmente lo hacemos para una mayor concentración, pero hay momentos en los que los ojos no se pueden cerrar.

Entonces ¿Cómo orar a Dios? Se debe orar a Dios con todo el corazón y con la intensidad que el caso amerite.

¿Cómo orar a Dios? ¿Se puede orar sin fe?

No. Se debe orar con fe, creyendo que vamos a recibir lo que estamos pidiendo.

Jesús  dijo, como creas será hecho, y si Él lo dijo es la verdad. Esto, amigo mío, para que tu oración llegue ante los pies del Señor, esto es innegociable.

“Cualquier cosa que ustedes pidan en mi nombre, yo la haré; así será glorificado el Padre en el Hijo. Lo que pidan en mi nombre, yo lo haré”. (Juan 14:13-14)

En varias ocasiones he comprado ticket aéreo sin tener dinero, lo he reservado en fe, y siempre Dios me ha provisto para pagarlo a tiempo.

Tengo muchos testimonios similares, por qué he creído al que hizo la promesa, he creído en Jesús. Por eso siempre busco su presencia en oración.

¿Cuál es la postura correcta para orar a Dios?

Podemos tomar una postura de rodillas, en un acto de humillación, inclinando nuestro rostro, a veces hasta el suelo

Podemos orar de pie, o sentado, realmente lo que cuenta es nuestro corazón, nuestra actitud cuando estamos en la presencia de Dios.

¿Cómo orar a Dios? ¿Hay un lugar correcto?

Podemos orar en cualquier lugar, aún haciendo nuestros deberes diarios, aún en el baño,

Dios nos creó  y nos conoce. Y sabe que podemos tener una necesidad en cualquier momento y en cualquier lugar.

A Dios le interesa más la actitud del corazón que una postura.

Muchas veces estoy acostada y hablo mucho con Dios, antes pensaba, si no estoy de rodillas  Dios no me va a escuchar, eso es una mentira.

Para reflexionar ¿Cómo orar a Dios?

Si Derramamos nuestro corazón delante de él,  estamos orando correctamente. 

¿Cómo orar a Dios? La importancia de un corazón limpio

A Dios se ora correctamente cuando oramos con un corazón limpio, si no está limpio, le pedimos a él que lo limpie y nos perdone.

Humillarnos delante de él, reconociendo que el es Dios y nosotros seres humanos

Podemos orar con clamor y ruegos, con acción de gracia, como dice su palabra.

Las cuatro reglas para orar de Juan Calvino

Juan Calvino escribió un libro titulado “Un corazón llamado para la devoción, doctrina y doxología”, en el que aconsejo: “A menos que nos fijemos ciertas horas en el día para la oración, fácilmente se desliza de nuestra memoria”.

Juan Calvino nos muestra cómo orar a Dios, esbozando las cuatro reglas a continuación.

 Regla para orar número 1: Tener una sensación sentida de reverencia

Calvino sostiene que para orar debemos cultivar la disciplina en nuestra mente y corazón. ““Las únicas personas que debida y correctamente se ceñirá a orar son los que están tan conmovidos por la majestad de Dios que, liberados de las preocupaciones y afectos terrenales, vendrán a ello”. Sostiene.

Regla para orar número 2: Sentir la necesidad de arrepentimiento

No se trata de orar para que Dios atienda todos los caprichos de nuestro corazón. De hacerlo así, demostramos que no estamos realmente arrepentidos. Debemos ir ante los pies del Señor, con un profundo sentimiento de arrepentimiento.

Regla para orar número 3: Orar con una sensación sincera de humildad y confianza en Dios

Calvino sugiere que debemos abandonar la confianza en nuestras propias capacidades y ponerla en Dios. Es decir, debemos entender que no es con nuestra propia fuerza, sino que confiamos plenamente que Él es capaz de hacer lo indecible para cumplir nuestra petición.

¿Cómo orar a Dios? Incluye a tus hijos

“Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra”.
2 Crónicas 7:14

Regla para orar número 4: Tener un sentimiento sincero de esperanza

Esta regla es muy parecida a la anterior. Pero aquí se añade un ingrediente muy importante de la fe muy importante: la esperanza. Debemos orar sin dudar, de lo contrario, nuestra oración no surtirá efecto. (Santiago 1:6).

¿Cómo orar correctamente? Los consejos de Jesús

Jesús oraba constantemente. La comunicación con su Padre era una constante en su vida. Pero lo hacía en secreto. Él no aprovechaba estar entre la multitud para orar. Por esa razón, dejó las siguientes recomendaciones a sus discípulos:

“Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. 

Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos”.

Mateo 6:5-7

Si has llegado hasta aquí, ya sabes qué es una oración a Dios. Si ya lo sabías estoy segura de que reforzamos el concepto. Lo digo en el sentido espiritual de la palabra. Además, ahora tienes mis recomendaciones para orar. Ya sabes cómo orar a Dios correctamente.

Ora. Clama. Arrodíllate ante el Padre. Muestra la humillación y la humildad que hay en ti. Jehová de los Ejércitos demanda que nos comuniquemos con Él. Demanda que solo le oremos a Él, porque es un Dios celoso.  Nunca dejes de orar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *